EXIT TAX: Un posible dolor de cabeza para los socios de las startups

El sueño de todo emprendedor es tener éxito en su empresa y que este éxito se convierta en futuros rendimientos económicos y plusvalías.

Aunque el emprendedor sabe que deberá tributar por todos estos beneficios, mientras sueña, no se preocupa demasiado por ello porque confía que la tributación se producirá cuando obtenga los rendimientos o materialice las plusvalías. Es decir, tendrá que hacer frente a sus impuestos cuando obtenga de los recursos suficientes para pagarlos. Sin embargo, un pequeño detalle, como su traslado de domicilio al extranjero puede convertir los sueños en pesadilla. La pesadilla se llama exit tax y está regulada en el artículo 95 bis de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (en adelante LIRPF).

Este artículo establece que, en el momento en que el contribuyente pierda su condición por cambio de residencia, se considerarán ganancias patrimoniales las diferencias positivas entre el valor de mercado de las acciones o participaciones de cualquier tipo de entidad cuya titularidad corresponda al contribuyente, y su valor de adquisición, siempre que el contribuyente hubiera tenido tal condición durante al menos diez de los quince períodos impositivos anteriores al último período impositivo que deba declararse por este impuesto, y concurra cualquiera de las siguientes circunstancias:

a) Que el valor de mercado de las acciones o participaciones exceda, conjuntamente, de 4.000.000 de euros.

b) Cuando no se cumpla lo previsto en la letra a) anterior, el porcentaje de participación en la entidad sea superior al 25 por ciento, siempre que el valor de mercado de las acciones o participaciones de las que el contribuyente es titular exceda de 1.000.000 de euros.

Por tanto, si la startup en la que participa el socio se encuentra en auge, y su valor ha aumentado desde que se constituyó alcanzando los límites detallados en la LIRPF, el contribuyente se verá envuelto en graves problemas financieros originados por la obligación de tributar por este aumento de valor, sin necesidad de haber realizado ningún tipo de transmisión, simplemente por cambiar su residencia al extranjero.

Para el cómputo de la ganancia, el artículo determina dos reglas según los valores coticen o no en un mercado regulado:

a) Los valores admitidos a negociación en alguno de los mercados regulados de valores definidos en la Directiva, se valorarán por su cotización.

b) Los valores no admitidos a negociación en alguno de los mercados regulados, se valorarán, salvo prueba de un valor de mercado distinto, por el mayor de los dos siguientes:

·El patrimonio neto que corresponda a los valores resultante del balance correspondiente al último ejercicio cerrado con anterioridad a la fecha del devengo del Impuesto.

·El que resulte de capitalizar al tipo del 20 por ciento el promedio de los resultados de los tres ejercicios sociales cerrados con anterioridad a la fecha del devengo del Impuesto.

c) Las acciones o participaciones representativas del capital o patrimonio de las instituciones de inversión colectiva se valorarán por el valor liquidativo aplicable en la fecha de devengo del último período impositivo Cuando no existiera valor liquidativo se tomará el valor del patrimonio neto.

Por último resaltar que, si el cambio de residencia se produce como consecuencia de un desplazamiento temporal por motivos laborales a un país o territorio que no tenga la consideración de paraíso fiscal, o bien por cualquier otro motivo, siempre que en este caso el desplazamiento temporal se produzca a un país o territorio que tenga suscrito con España un convenio para evitar la doble imposición internacional que contenga cláusula de intercambio de información, la Administración tributaria aplazará el pago de la deuda tributaria que corresponda a estas ganancias patrimoniales, previa solicitud del contribuyente. Este aplazamiento aliviará el problema financiero del contribuyente, pero devengará intereses a favor de la Administración y, además, esta podrá exigir que se constituyan garantías para conceder el aplazamiento.

En conclusión, aunque la expansión de la startup se vea favorecida por el traslado al extranjero del domicilio y la actividad de uno de sus fundadores, habrá que tener en cuenta el efecto del exit tax en su fiscalidad personal antes de tomar la decisión del traslado. Esto puede suponer un obstáculo fiscal a la expansión internacional de la sociedad.

Arantxa Pinto


¿Qué nos inspira?

Estamos convencidos de que hay personas con ideas que pueden cambiar el mundo. Sin embargo, muchas de estas ideas no se conocen, se ignora su verdadero potencial y no encuentran los recursos suficientes para realizarlas.

En Innotax no queremos que las ideas innovadoras se marchiten. Nuestra misión es impulsar la colaboración entre las organizaciones que incuban esas ideas y los inversores que buscan proyectos interesantes que financiar.

Descubra más, contacte ahora
Nuestro sitio es compatible con Internet Explorer 10+. Si está utilizando una versión anterior, puede descargar un navegador moderno para ver nuestro sitio. Utilizamos cookies y al continuar navegando, acepta nuestros términos y condiciones.